AJOLOTE

NUESTRO SEGUNDO VECINO OCULTO

 

Este es un homenaje al Anfibio más interesante del mundo que habita en la Ciudad de México; un verdadero sobreviviente y testigo de la evolución de la historia natural de la Gran Ciudad.  Esta especie es poco conocida por los habitantes de la Ciudad, es nuestro vecino oculto, místico, religioso y muy ligado a la cultura mexicana.

 

Debido a la destrucción acelerada de su hábitat se requieren prontas acciones para su protección, por lo que le apostamos a la educación, la información y crear conciencia para que los niños y jóvenes lo revaloricen y contribuyan activamente a proteger su ecosistema natural que se encuentra en los canales de Xochimilco.

 

En la cosmovisión náhuatl, el ajolote es la encarnación acuática del Dios Xolotl, un hermano mellizo de Quetzalcóatl, su doble deforme, con rasgos monstruosos. XOLOTL en la mitología Mexica y Tolteca es considerado Dios del Atardecer, de los espíritus, de la mala suerte, de los gemelos, de las deformidades, de la estrella de la tarde, del inframundo. Se le considera el dios que impulsó al género humano un paso hacia delante cuando se nos entregó el Fuego de la Sabiduría. De acuerdo con la Leyenda del Quinto Sol, XOLOTL le tenía miedo a la muerte y buscaba huir de ella con sus poderes de transformación, se le asoció por ello con el movimiento y del recambio de la vida, su última transformación el Ajolote.

Andrés Cota Hiriart

2016

 

Please reload

¿QUIÉN ES?

 

Es un extraño animal; sorprendente y muy interesante; es un anfibio cuya evolución le dotó de una peculiaridad de mantenerse como adulto en su estado larvario (neotenia) sin tener que pasar por una metamorfosis. Además de poder regenerar su órganos.

Mide alrededor de 25 cm  a 30 de longitud total, siendo raros los ejemplares que miden más de 30 cm.  Tiene tres pares de branquias, las cuales salen desde la base de su cabeza y van hacia atrás, ojos pequeños, piel lisa y patas cuyos dedos son finos y puntiagudos, pero que no desarrollan uñas, tienen cuatro dedos en las patas delanteras y cinco en las traseras. La coloración del ajolote es muy variable: en estado silvestre, la mayoría son de color café oscuro con el dorso negro, el vientre más claro, y manchas oscuras débiles y poco visibles en flancos y dorso.

El ajolote es endémico del Valle de México, pero debido a la destrucción casi en su totalidad de su hábitat lacustre, actualmente hay muy pocos ejemplares en el sistema de canales de Xochimilco, en la Ciudad de México. Su hábitat son lagos o canales de aguas poco profundas con mucha vegetación acuática. Es una especie completamente acuática, por esta razón se encuentra en peligro crítico de extinción

¿POR QUÉ SE LLAMA ASÍ?

 

El nombre de ajolote, en castellano, proviene del náhuatl AXOLOTL. Que viene de ATL (AGUA) y XOLOTL (PERRO O MONSTRUO), por lo que significa monstruo del agua o perro del agua, ya que los mexicas lo adoptaban como mascota.  Su nombre científico es (Ambystoma Mexicanum). Dicha nomeclatura  se relaciona poque los investigadores Shaw y Nodder en el año de 1798 describieron a esta especie en latín como AMBYSTOMA que significa de boca achatada.

¿DÓNDE VIVE?  

 

Es una especie endémica del gran valle central del altiplano mexicano, quiere decir que el ajolote sólo existe en esa región del mundo; en condiciones naturales, no se le encuentra en ningún otro sitio. Habitan a 2,200 metros sobre el nivel del mar; actualmente en nuestra Ciudad de México, le encontramos en los cuerpos de agua, en los humedales de la Delegación Xochimilco.  En siglo XVI , hace 500 años se encontraba distribuido en los lagos de Xochimilco, Texcoco, Chalco, Zumpango y Xaltocán. La época dorada del ajolote.

¿CÓMO ES?

 

Mide alrededor de 25 cm de longitud total, siendo raros los ejemplares que miden más de 30 cm. Tiene tres pares de branquias, las cuales salen desde la base de su cabeza y van hacia atrás, como una melena de plumas, de ojos pequeños, piel lisa y muy resbaladiza; cuatro  patas cuyos dedos son finos y puntiagudos, pero que no desarrollan uñas, en las patas delanteras tienen cuatro dedos y en las traseras tienen cinco. La coloración del ajolote es muy variable: en estado silvestre, la mayoría son de color café oscuro con el dorso negro, el vientre más claro, y manchas oscuras débiles y poco visibles en flancos y dorso.

Su peso aproximado es de 200 gramos, la cabeza es ligeramente mas ancha que su cuerpo, de ojos pequeños como cabezas de alfiler, con el iris dorado, sus ojos debido a su posición pueden ver arriba y abajo al mismo tiempo. No tienen parpados, la boca recorre toda su cara, como si sonriera siempre.

 

Tiene un cresta o aleta dorsal, su cola es larga y mas ancha que el resto de su cuerpo.

¿CÓMO SE COMPORTA?

Es acuático, de hábitos nocturnos y solitarios. Se siente cómodo en aguas templadas y frías entre 16 y 18 grados y pueden soportar aguas más frías por el invierno.

 

Si el agua supera los 18 grados se empieza a estresar hasta morir. Prefieren las aguas turbias, con corrientes escasas, reposan en los fondos lodosos y se refugian entre la vegetación acuática. A veces salen a la superficie a tomar un poco de oxígeno, respiran a través de sus branquias, abriéndolas y cerrándolas. 

 

REPRODUCCIÓN

Se reproducen una vez al año, en los meses de diciembre, enero, y febrero, la fecundación es externa, la que se da por un espermatoforo o masa gelatinosa compuesta por mucosa.

Una hembra  reparte hasta 1500 huevos a su alrededor

 

¿DE QUÉ SE ALIMENTA?

En la noche su actividad aumenta y recorre sus alrededores para cazar, es carnívoro y como cualquier animal que le entre por su boca. Comen larvas de moscos, lombrices, caracoles, insectos, charales, renacuajos, y a veces se comen entre sí.

Sus depredadores naturales son las serpientes, aves, mamíferos y los humanos principalmente.  

¿POR QUÉ DEBEMOS CONSERVARLO Y PROTEGERLO?

 

  • La principal amenaza tiene que ver con el mercado de animales en ornato por esta razón hemos diseñado el primer ajolote en peluche que podrás adoptar para conocerlo y acompañarlo de sus vecinos ocultos.

  • Miles han sido capturados para exhibirlos como especies exóticas en el mundo. Pero estos mueren en pocos días o meses.

  • Muchos están en laboratorios o en cautiverio o criaderos no en su hábitat natural.

  • Debemos conservar su hábitat natural, si los canales, lagos y lagunas de Xochimilco desaparecen esta especie estará condenada a vivir en estanques, criaderos y peceras.

  • Es una especie que caracteriza y define parte de nuestra cultura y orígenes mexicanos, sería una vergüenza si desaparece.

 

SU CONSERVACIÓN ES UN INDICADOR ABSOLUTO DE LA CALIDAD DE VIDA EN LA CIUDAD DE MÉXICO.

WhatsApp Image 2020-10-21 at 15.19.16.jp